19 Porque eres tan hermoso, desciende, y yace con los incircuncisos.