18 y para señorear en el día y en la noche, y para apartar la luz y las tinieblas; y vio Dios que era bueno.