28 y se volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías.