28 He entendido tu estado, tu salida y tu entrada: y tu furor contra mí.