30 Los jóvenes se fatigan, y se cansan; los niños flaquean y caen;