29 He aquí, todos son vanidad; y las obras de ellos nada. Viento y confusión son sus vaciadizos.