18 Vanidad son, obra de irrisiones; en el tiempo de su visitación perecerán.