21 Estruendos espantosos hay en sus oídos; en la paz le vendrá quién lo asuele.