8 Cercó de vallado mi camino, y no pasaré; y sobre mis veredas puso tinieblas.