16 He aquí que su bien no está en manos de ellos; el consejo de los impíos lejos esté de mí.