21 si alcé contra el huérfano mi mano, aunque viese que me ayudarían en la puerta;