10 He aquí que Dios buscó achaques contra mí, y me tiene por su enemigo;