2 Oíd, sabios, mis palabras; y vosotros , doctos, estadme atentos.