5 Mira a los cielos, y ve, y considera que los cielos son más altos que tú.