9 La nube se acaba, y se va; así el que desciende al sepulcro, que nunca más subirá;