2 Levántate, y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y predique en ella la predicación que yo te diré.