8 Le dice Jesús: Levántate, toma tu lecho, y anda.