12 Y cuando fueron saciados, dijo a sus discĂ­pulos: Recoged los pedazos que han quedado, para que no se pierda nada.