29 Pero yo le conozco, porque de él soy, y él me envió.