21 Y el pueblo estaba esperando a Zacarías, y se maravillaban de que él se detuviese en el Templo.