11 Es pues ésta la parábola: La simiente es la palabra de Dios.