2 Y muy de mañana, el primero de los sábados, vienen al sepulcro, ya salido el sol.