24 Si algún reino contra sí mismo fuere dividido, no puede permanecer el tal reino.