12 y le rogaron todos aquellos demonios, diciendo: EnvĂ­anos a los puercos para que entremos en ellos.