6 Y cuando vio a Jesús de lejos, corrió, y le adoró.