46 Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar.