32 Y cuando ellos entraron en el barco, el viento reposó.