5 Y quería matarle, mas temía al pueblo; porque le tenían por profeta.