3 Y llamó a aquel lugar Tabera; porque el fuego del SEÑOR se encendió en ellos.