28 Mas si la mujer no fuere inmunda, sino que estuviere limpia, ella serĂ¡ libre, y serĂ¡ fecunda.