18 mas ellos a su propia sangre espían, y a sus propias almas ponen asechanza.