5 El que recoge en el verano es hijo entendido; el que duerme en el tiempo de la siega es hijo que averg├╝enza.