22 El hombre iracundo levanta contiendas; y el furioso muchas veces peca.