26 los conejos, pueblo no fuerte, y ponen su casa en la piedra;