4 Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana; y a la inteligencia llama parienta,