2 Guarda mis mandamientos, y vivirás; y mi ley como las niñas de tus ojos.