24 Y aborrecieron la tierra deseable; no creyeron a su palabra;