115 Apartaos de mí los malignos, porque guardaré los mandamientos de mi Dios.