2 Mi socorro viene de parte del SEÑOR, que hizo los cielos y la tierra.