5 Bendígate el SEÑOR desde Sion, y veas el bien de Jerusalén todos los días de tu vida.