4 Saldrá su espíritu, se volverá en su tierra; en aquel día perecerán todos sus pensamientos.