11 No venga pie de soberbia contra mí; y mano de impíos no me mueva.