2 Enmudecí en silencio, me callé aun de lo bueno; y se alborotó mi dolor.