2 Agravios maquina tu lengua; como navaja amolada hace engaño.