4 Sin delito mío corren y se aperciben; despierta para venir a mi encuentro, y mira.