12 Y tuya Señor, es la misericordia; porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.