5 Como de sebo y de grosura será saciada mi alma; y con labios de alegría te alabará mi boca,