34 Alábenlo los cielos y la tierra, los mares, y todo lo que se mueve en ellos.