17 Si no me ayudara el SEÑOR, presto morará mi alma con los muertos.