14 Para que el pecado no se enseñoree de vosotros; porque no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia